Todos sabemos que la contaminación del aire es un problema que afecta tanto a interiores como a exteriores. Aunque solemos pensar en la contaminación como algo que ocurre en la calle, la realidad es que la calidad del aire dentro de nuestras casas también puede ser deficiente. Pasamos aproximadamente el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados, por lo que es crucial prestar atención a la contaminación interior.

Contaminantes comunes en el aire interior

Tipos de contaminantes

En el aire de nuestros hogares podemos encontrar varios tipos de contaminantes. El dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono (O3) son comunes en áreas urbanas debido al tráfico y otras actividades industriales. Los compuestos orgánicos volátiles (COV), que incluyen sustancias como el formaldehído, provienen de productos de limpieza, pinturas y muebles. Las partículas finas (PM2.5) pueden originarse en la preparación de alimentos, pastillas de frenos de automóviles, el humo de tabaco, incendios, etc.

Efectos en la salud

La exposición prolongada a estos contaminantes puede causar problemas respiratorios, alergias y enfermedades crónicas. Según estudios, el NO2 puede agravar el asma y reducir la función pulmonar. Los COV pueden causar irritación en los ojos, la nariz y la garganta, así como dolores de cabeza y daños hepáticos. Las partículas PM2.5 pueden penetrar profundamente en los pulmones y causar enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Los contaminantes atmosféricos, como el dióxido de nitrógeno, el ozono, los compuestos orgánicos volátiles (COV) y las partículas finas, pueden tener efectos nocivos para nuestra salud. Afortunadamente, cada día aparecen soluciones para medir y mejorar la calidad del aire en interiores.

Existen sensores de bajo coste que detectan contaminantes en el aire. Estos sensores miden la concentración de CO2, los COV, la humedad y las partículas finas en suspensión. Así, podemos estar informados sobre la calidad del aire que respiramos y tomar decisiones informadas para proteger nuestra salud.

Entre estos productos, hace unos meses tuvimos la suerte de poder revisar el AirGradient One, un dispositivo innovador diseñado para medir la contaminación del aire en interiores aunque existe también uno modelo similar pensado para la medida en exteriores.

AirGradient dispone de estaciones de monitoreo de calidad del aire que proporcionan datos precisos sobre los niveles de contaminantes atmosféricos. Aquí están algunas de sus características clave:

    1. Medición precisa: AirGradient utiliza sensores avanzados para detectar partículas finas (PM2.5), dióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3), monóxido de carbono (CO) y otros contaminantes. Esto te permite conocer la calidad del aire en tiempo real.
    2. Conectividad inteligente: El dispositivo se conecta a través de Wi-Fi y envía datos a una plataforma web. Puedes acceder a los resultados desde cualquier lugar y recibir alertas cuando los niveles de contaminación superen los umbrales establecidos.
    3. Historial y tendencias: El servidor almacena datos históricos, lo que te permite analizar tendencias a lo largo del tiempo. Esto es útil para evaluar la eficacia de las acciones tomadas para mejorar la calidad del aire.
    4. OPEN SOURCE: Utiliza sensores comerciales para medir los diferentes contaminantes estando basado el sistema en el procesador ESP32-C3-MINI con toda la programación disponible en GITHUB.
    5. Home Assistant: Actualmente ya existe una integración oficial / directa con Home Assistant sin necesidad de acudir a ESPHome.

¿Por qué es importante medir?

La medición es el primer paso para abordar la contaminación del aire. Sólo cuando conocemos los niveles de contaminantes, podemos tomar decisiones informadas y aplicar estrategias efectivas. Aquí hay algunas razones por las que medir es crucial:

  • Salud personal: La exposición prolongada a contaminantes puede afectar nuestra salud, causando problemas respiratorios, alergias y enfermedades crónicas. Al medir, podemos protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias.
  • Acciones preventivas: Con datos precisos, podemos implementar medidas preventivas. Por ejemplo, si los niveles de PM2.5 son altos, podemos ventilar la casa o evitar actividades que emitan más partículas.
  • Conciencia pública: Al compartir información sobre la calidad del aire, podemos crear conciencia y presionar por políticas y acciones que mejoren la calidad del aire en nuestras comunidades.

Resumiendo, medir la contaminación del aire es esencial para tomar medidas efectivas y proteger nuestra salud y el medio ambiente.

2710
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x