El sistema HUD, o Head-Up Display, tiene su origen en el mundo de la aviación, y más concretamente en el militar, en el cual se utilizaba para proyectar información del vuelo y sobretodo, para la mira del objetivo.

El HUD emplea la reflexión de la luz sobre un material para mostrar la información. Por lo general, se instalan materiales que puedan aumentar las propiedades reflectivas, como materiales más oscuros o específicos. Aunque la opción que más eficacia ofrece es aprovechar el efecto de la polarización. Si la luz empleada y el soporte en el cual se muestra la información están ambos polarizados, se podrá continuar viendo por el vidrio el exterior, y la información se podrá observar de una manera clara y detallada.

En el mundo del automóvil se pueden diferenciar dos tipos diferentes de sistemas HUD, en función de donde se proyecte la información.

Si la información se muestra en una lámina o soporte transparente instalado sobre el salpicadero del vehículo, el sistema se puede denominar HMD o Head-Medium Display. La información que muestra esta opción es más escasa.

En cambio, si la información se muestra sobre el parabrisas, es cuando se denomina Head-Up Display o HUD. Esta es la opción que más información muestra y que permite una resolución mayor, regulación en altura y personalización. Una versión «simplona» en GPS es la que revisamos allá por el año 2007.

Para moteros no hay tantas posibilidades aunque también hace un par de años os presentamos la propuesta de Aegis Rider.

Sin embargo esta tecnología aún no está disponible para los ciclistas. Sin embargo, eso podría cambiar pronto, si el HUD montado en el casco SoulRS alcanza su objetivo de financiación colectiva.

Una placa base curva se adhiere a la parte delantera del casco a través de una almohadilla adhesiva de dos caras, luego el módulo HUD en forma de visera se puede deslizar dentro y fuera de una ranura en esa placa según sea necesario. Esta funcionalidad permite quitar el módulo HUD para cargar la batería y cambiarlo entre múltiples cascos equipados con placa base.

Cuando los usuarios desean utilizar la pantalla, simplemente bajan la pantalla del HUD. Los datos de un smartphone Apple o Android conectado vía BT se proyectan en esa pantalla, en una esquina del campo de visión del ciclista. Los datos se proyectan de tal manera que los ciclistas no tienen que cambiar su enfoque entre la pantalla y la carretera frente a ellos.

Para simplificar las cosas, solo se muestran cinco tipos de datos: fecha/hora, llamadas entrantes, mensajes recibidos, velocidad actual (medida por el GPS del teléfono) y señales de navegación en vivo. Este último podría ser particularmente útil para quienes viajan en bicicleta.

 En su forma actual de prototipo, el módulo HUD resistente al agua pesa 90 g teniendo una autonomía de un día.  El precio minorista planificado es de 320 $ aunque los valientes que se atrevan a confiar en este proyecto puede conseguirlo por menos de 200 $ si lo compran ya. En cualquier caso la fecha de entrega no será anterior a julio de este año sad

127
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x