El último SBC que revisamos fue el NanoPi R6S a finales del pasado año. Era una evolución del NanoPi R5S que habíamos revisado un par de meses antes.

Si bien la lógica suele decir que un modelo nuevo debe ser mejor que el anterior esto no siempre es cierto y si el R6S mantenía su funcionamiento con el S.O. OpenWRT y disponía de más memoria y un procesador más rápido, la verdad es que nos quedamos con el modelo más antiguo por una razón clara. En el Nano Pi R5S se podía instalar en su interior un SSD NVMe el último modelo R6S había perdido esta posibilidad sad

Por ello desde entonces hemos seguido buscando nuevos modelos de SBC, potentes en cuanto a procesador y memoria RAM y que tuviesen la posibilidad de incluir un conector M.2 para instalar en su interior un disco NVMe.

Hace un par de años conocimos a los amigos de Radxa cuando revisamos su Rock X que venía ser un SBC “competencia” de la RPi pero con procesador Intel y no ARM como el resto. Por eso y aunque es compatible Ubuntu lo utilizamos únicamente con Windows 10 comportándose muy, muy lento ya que su procesador no era el más rápido sad

En cualquier caso hacernos amigos de Radxa nos ha permitido que se hayan acordado de nosotros y nos hayan enviado el último ROCK 5B con un potente procesador de 8 núcleos, el Rockchip RK3588, 16 GB de RAM y conector M.2 además de dos salidas HDMI (y una entrada HDMI), dos puertos USB 2.0 y otros dos USB 3.0, WiFi y BT y hasta la posibilidad de incluir una eMMC de hasta 128 GB.

A la vista de sus capacidades técnicas desde que oímos hablar de él pensamos en utilizarlo, entre otras cosas, como MediaPlayer con la última versión Kodi 20 que estaba a punto de salir. Así complementaríamos nuestro SmartTV de LG al que no le gustan demasiado los ficheros multimedia AVI y se atraganta con ellos. También de esa forma podríamos utilizar el ROCK no solo para reproducir hasta 4K (aunque nuestra actual TV no llega a tanto) sin para bajar nuestros vídeos vía transmission o similar dejándolos almacenados en su NVMe… y todo aprovechando de las ventajas de KODI y sus ADD-ONS.

No diréis que la idea no era buena: ROCK colocado en el salón al lado de la SmartTV, encendido continuamente ya que consume menos de 10W, recibiendo vía WiFi 6 la señal del router que tiene enfrente!

La verdad es que ha sido la revisión que más tiempo nos ha llevado para conseguir algo mínimamente aceptable y bastante lejos de lo que teníamos en mente.

5136
Suscribirse
Notificación
2 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x