Funcionamiento

Lo primero comentar que en el poco tiempo que tuvimos ocasión de probar este GPS antes de que se rompiese, parecía que al menos no cometía demasiado errores en la geolocalización que es lo mínimo exigible a un GPS ¿No?.

Desgraciadamente después de un par de semanas probándolo a fondo no podemos mantener nuestra optimista visión de este producto.

En las primeras salidas con Yuna por donde vivimos (un pinar sin grandes edificaciones que pudieran complicar la geolocalización ni la comunicación telefónica) perdimos varias veces en menos de 30 minutos la señal del GPS… por “timeout”. Lo achacamos a que el sistema intentase pedir la localización del GPS “fallecido” en la playa que difícil tenía poder contestar. Lo quitamos y parece que se arregló el problema.

Antes de mostraros los resultados de “precisión” de Tail os contamos que todas las pruebas las realizamos sacando de paseo a Yuna sujeta por una correa extensible de 2 metros de alcance … y comparando su posición con la mía (mi iPhone 11 Pro).

En todos los casos (y en base a nuestra experiencia en el empleo de Kippy durante estos años) encendemos el GPS en la calle y antes de empezar a sacar conclusiones le damos unos cuantos minutos (5-10) para que el GPS empiece a fijar satélites.

Los resultados (tomados incluso en diferentes días) entre la posición de Yuna por el Tail It y la real (o sea en un radio de 2 metros alrededor mío) son francamente malas con unas distancias que pueden ir entre 5 y 50 (o más) metros y todo con el mensaje de “posición actualizada”.

Hay que indicar también que, aunque en un primer momento intentamos utilizar la opción del “update” automáticamente cada 5-10 segundos comprobamos que no funciona.

1482
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios