Tal y como comentábamos el pasado año, la Inteligencia Artificial «también» se está empleando para mejorar el bienestar animal y con ello conseguir mejorar la producción de las gallinas ponedoras.

Por otra parte y gracias a un estudio europeo ya se dispone de un sistema de traducción del lenguaje de los cerdos (ampliable a otros mamíferos) con vistas a cuidar al máximo de su bienestar desde que nacen hasta que son sacrificados.

Para el estudio, recientemente publicado en Nature han utilizado para el entrenamiento 7,414 muestras de los gruñidos de 411 cerdos a lo largo de su vida incluyendo señales correspondientes a emociones positivas y negativas.

Por ejemplo, se han etiquetado como situaciones positivas cuando van a mamar o cuando se reunen después de haber estado alejados un tiempo mientras que las negativas corresponderían a alejarse de la familia o cuando se producen peleas entre los gorrinos. Por otra parte, cuando ha sido posible, dichos datos se han completado con medidas del ritmo cardíaco.

YouTube player

Los investigadores confían en poder implementar el modelo obtenido en una app que permita a los granjeros mejorar el conocimiento del estado de sus animales … y mejorar con ello su productividad, claro está.

 

368
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x