Sin lugar a dudas la Roomba ha sido uno de los mejores inventos de los últimos años y que ha conseguido introducir la robótica en el hogar y, por cierto, con una «configuración» muy alejada del típico humanoide que se había visto hasta la fecha.

Hace unos años, sin embargo uno de los ex-creadores de iRobot y un profesor de robótica de la USC fundaron Embodied que pretende dotar de mayor humanidad a los robots… educativos.

Moxie es su increible robot orientado especialmente para niños que funciona como compañero de juegos y que está orientado a ayudarles en su desarrollo social, emocional y cognitivo… en línea con lo que hace el robot español Aisoy … aunque mucho más avanzado 😉

Es capaz de reconocer y recordar a personas, lugares y objetos, y funciona a través de una plataforma, SocialX, que permite a los niños interactuar con el robot a través de lenguaje natural. Desarrollado junto con expertos en desarrollo infantil, Moxie propone a los niños actividades semanales sobre temas distintos como la amabilidad, la amistad, la empatía o el respeto.

El diseño del robot compañero está compuesto por un cuerpo de plástico y dos brazos que se mueven para gesticular y un cuello que gira hacia donde esté el niño, así como una pantalla que muestra su cara y otra luz más pequeña en su cuerpo que muestra su estado.El dispositivo está acompañado por una app para padres, que les permite entender el progreso de sus hijos y también les proporciona consejos para mejorar el desarrollo de los hijos.

Si no fuera porque el robotito cuesta 1400 USD hasta se lo compraría a mi nieta 😉

1143
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x