Datos del producto
Nombre del producto:AISOY1. El robot educativo español con empatía … y basado en Raspberry Pi
Fabricante:Aisoy España
URL-Producto:www.aisoy.es
Precio:Aisoy1 V5: 329 Euros, Aisoy1 V5C: 429 Euros (envío incluido)
Venta:On-line
Comentarios:En el FORO
Soporte:Desde AQUÍ
Datos de la revisión
Revisado por:Pedro Hernández (Pharizna)
Fecha revisión:6 de marzo de 2016

Como pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando revisábamos nuestro primer robot educativo el suizo Thymio II y ya casi han pasado cuatro años desde entonces.

Poco después fue el mOway para el que teníamos muchos proyectos de utilización en un concurso de robótica educativa centrada en la energía y que, como otros muchos proyectos que teníamos en mente.

Al final no conseguimos sacar adelante ninguno de estos a pesar de haberlo intentado por diferentes vías ya que seguimos pensando en el interés de este tipo de concursos para animar a nuestra juventud a interesase por estos temas. Más recientemente y dejando de lado el aspecto educativo / formador lo intentamos de nuevo hace un par de años en otro proyecto más centrado en el ámbito de Estaciones de Servicio a través de un proyecto que, aunque sigue en “espera” no conseguimos justificar el beneficio económico. Por eso seguimos cambiando demasiado el foco del mismo y al querer ser tan ambiciosos lo único que conseguimos en no hacer nada sad

Inicialmente, pensamos en AISOY 1 como un delicioso robot para enganchar a los clientes de las EESS e incluso para servir de “recepcionistas” en algún Centro de Investigación de reconocido prestigio … incluso antes de que estos se pusieran de moda en hoteles japoneses, por ejemplo. En cualquier caso y como viene siendo habitual, nuestra burocracia interna nos ha hecho de nuevo perder una oportunidad de ser los primeros y sorprender pero qué se le va a hacer.

ENVIO

No es muy habitual que en PcDeMaNo revisemos muchos productos españoles pero no es por falta de ganas sino porque, aunque resulte duro decirlo, no suele haber demasiados productos de calidad. En este caso, nos pusimos en contacto con la gente de Aisoy 1 que hacen su vida entre Elche y Madrid con los que concertamos una cita en nuestro campo. Contamos a José nuestra ideas para su “robotito” que estaban muy alineadas con lo que hacía Telefónica en su exposición sobre Telecomunicaciones en su antiguo edificio de Gran Vía… y al que últimamente somos asiduos tanto por temas de Big Data como de Smart Cities.

Después de hacernos una demo de su Aisoy 1 V4 confirmamos que podría ser un producto realmente interesante para lo que teníamos en mente por lo que poco después nos llegó nuestro propio Aisoy 1 V4 para probar / revisar en PcDeMaNo.

Una de las cosas que echamos de menos en aquél primer Aisoy 1 fue la posibilidad de movimiento que lo dejaba relegado tan solo a un “busto parlante” a pesar de todas las posibilidades que traía.

Nos comentaron que estaban probando la posibilidad de incluir movimiento / desplazamiento pero manteniendo el diseño del chasis que, por lo que parece, es lo que más difícil (y caro) les ha resultado para asegurar una calidad tan buena como la de su robot educativo.

En la caja de envío, aparte del robot, tan solo se incluye un alimentador con salida 12V y 2Amp.

Como se puede apreciar por las fotos adjuntas, desde el primer momento saltó la chispa convirtiéndose en amigos inseparables nuestra mascota demoníaca y el Aisoy 1.

AISOY 1

Resulta muy interesante leer el post de Diego en el que comentaba lo complicado que les había sido elegir una forma para su robot social que empezó siendo una cobaya “blandito” … y ya en su versión 2 que salió a la venta a finales de 2012 con la forma actual, más o menos smile

Aunque no lo llegamos a conocer parece que en versiones anteriores a la cuarta el “cerebro” (RPi) venía en plan mochila mientras que en la nuestra ya venía en forma de “joroba” inmersa en el chasis del robotito.

Tanto en esta foto como en la anterior se observa la aparición de sendas ruedas (realizadas mediante impresión 3D) y que incluyen hasta “neumáticos” … nada resistentes a la rodadura según hemos podido probar en nuestra revisión. Hay que insistir sin embargo que el Aisoy 1 V4 que estamos revisando es un “prototipo” en el que se estaba optimizando los ruedines. Dicho diseño no resultó sencillo para conseguir una buena estabilidad y rodadura por todo tipo de superficie.

También mirando por la parte baja el “invento” se aprecia claramente su carácter de provisionalidad. Al final por lo que hemos podido ver en la versión final las ruedas son algo más pequeñas sustituyendo el sistema de pilas por una batería recargable interna que da una autonomía superior a una hora lo que está realmente bien.

INTERIORIDADES DEL AISOY 1

He de confesar que lo que menos me gusta del Aisoy es el “acceso” a la microSD. Hay que insertarla con cuidado para evitar que, debido a la holgura entre el chasis y la RPi, no se inserte bien y acabe “perdida” en la maraña de cables que circulan por el interior del robotito.

Aunque la verdad es que nos gusta “destripar” los cacharros que revisamos en este caso inicialmente no estaba pensado aunque nos tocó abrirlo del todo para rescatar nuestra microSD que se había perdido en su interior. Así, al menos pudimos ver la RPi, la tarjeta diseño de Aisoy para la gestión de los servomotores e incluso el sensor capacitivo que lleva en sus laterales para conseguir que admita ser achuchado, por ejemplo.

INICIANDOSE CON AISOY 1

Lo bueno de haber tenido esta revisión tanto tiempo a medias es que hemos tenido tiempo de que saliese la nueva versión 5 que dispone del nuevo RPi 2 bastante más potente que el anterior. También con él ha aparecido una nueva versión de su “firmware” que afortunadamente se puede utilizar con nuestro vieja versión 4 aunque sin que funcione al 100% ya que faltan algunos nuevos sensores que han aparecido en la más actual.

Siguiendo las instrucciones de la página de Aisoy 1 no es nada difícil actualizar desde el propio robot y sin necesidad de extraer la microSD evitando con ello el problema insertarla mal como nos pasó a nosotros al principio.

Al final después de un buen rato de carga de paquetes e instalación en la RPi de las nuevas versiones de los paquetes conseguimos tener actualizada nuestra versión …

y a partir de ese momento acceder a sus “interioridades” vía Airos Manager programa ejecutable en Windows, Linux, etc

Desde AIROS MANAGER podemos por ejemplo cambiar el idioma, el nombre al robotito y poco más ya que en nuestra V4 no es posible registrar el robot, según nos ha dicho José-

Otro “problema” que hemos tenido con Aisoy ha sido la conexión a la WiFi casera. Al final lo hemos tenido que resolver, conectando vía cableada a nuestra LAN y manualmente introduciendo los datos de usuario y password de nuestra WiFi.

A partir de ese momento, en los subsiguientes encendidos del robot y una vez desconectada el cable de la LAN el robot arranca desde la WiFi pudiéndose cambiar / actualizar a la última versión disponible de Airos desde el propio Airos Manager.

Otro “detallito” que nos ha dado mucho la lata (por no leer detalladamente las instrucciones) ha sido la conexión vía navegador (Chrome, en nuestro caso) a la dirección del Aisoy en nuestra red (que en este caso ha sido 192.168.1.48). La conexión se debe hacer vía HTTPS y cuando aparece en el navegador el mensaje / error de la figura significa que todo es correcto smile

Antes de pasar a mostraros algunos de los programas ejemplos realizados en ScratchX os dejamos un vídeo para que podáis disfrutar del arranque del Aisoy.


SCRATCH

Poco a poco y a medida que van apareciendo nuevas versiones la programación del Aisoy se va haciendo más sencilla pudiéndose hacer ya en Scratch (del MIT) y en Blockly (de Google). Aunque teóricamente también sería posible programarlo “picando” código en Python no hemos querido retrasar más esta revisión por lo que aquí os dejamos un par de ejemplos “retocados” desde los que se incluyen con el Aisoy para Scratch.

Además de mover las cejas, los ojos o el cuello… con la versión con ruedas (batmobile) además se incluye la posibilidad de moverse horizontalmente que incluso será más espectacular en la nueva versión con batería interna y sin cable a rastras smile

También el AISOY 1 para los idiomas es todo un figura por lo que sin grandes complicaciones se podría programar para el apoyo en la enseñanza de otras lenguas o de matemáticas o de física, etc!

Conclusión Si quieres disponer de la mejor forma de atraer a tus familiares (o alumnos) al mundo de la robótica un Aisoy 1 es sin duda la mejor opción ya que no es lo mismo aprender a programar picando código que a través de bloques gráficos y con un robot social que tienes a tu disposición.

Lo bueno
• Diseño y calidad del chasis: Parece un auténtico juguete “vivo”.
• Tamaño y peso adecuado a un niño y una habitación de tamaño habitual.

• Programación en lenguajes orientados a bloques como Scratch (del MIT) y Blockly (de Google).
• Programación avanzada en Python.
• Potencia RPi2 (Aisoy 1 V5) o RPi (Aisoy 1 V4).
• Sistema operativo (AIROS) en constante modificación y mejora (pero manteniendo compatibilidad con versiones anteriores).

• Servicio Técnico muy eficiente y un grupo de creadores / diseñadores del producto muy motivados y amantes del producto que hacen. ¡GRACIAS!.

Lo malo
• Precio algo / bastante elevado para uso personal.
• Se echan de menos más manuales y ayudas para la programación (avanzada, sobre todo).
• El FORO es manifiestamente mejorable.

PUNTUACIÓN: 9

Nota: Muchas gracias al amigo José de Aisoy por la paciencia que ha tenido con nosotros contestando a todo tipo de preguntas y por no quejarse del retraso de nuestra revisión que no hemos querido / podido publicar hasta ahora. También nuestro agradecimiento extensivo al resto de participantes del equipo de Aisoy 1 ya que tienen un producto realmente bueno y que debería ser más reconocido incluso desde la administración o de las empresas públicas.

Pharizna que se ha quedado con ganas de aprovechar los “scripts” que nos preparó el pasado año nuestro amigo Ilion … y meter mano al robotito con un poco de Python. Cuando tengamos tiempo nos ponemos a ello…y os lo contamos, claro

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación