Probando la velocidad

Antes daros nuestras recomendacions acerca de la instalación (o no) de los plugins disponibles nos tomaremos un descanso para hacer las pruebas “clásicas” que hacemos para intentar cuantificar de alguna forma el rendiemiento de los sistemas que probados. Evidentemente siempre que hay almacenamiento y más en un NAS la velocidad para leer/escribir en el mismo es una de las variables más importantes.

Aunque lo habitual era que usásemos el conocido CrystalDiskMark ahora que usamos MacOS no podemos utilizarlo aunque el AmorphousDiskMark es muy similar con la una interfaz casi idéntica.

En nuestro caso accediendo desde el MacBook Air al CM3588 en configuración RAID5 los datos de velocidad no son malos aunque bastante más bajos que para el ASUSTOR (aunque en aquél caso usamos los discos en SINGLE y no en RAID)

 

Para ver si la diferencia de velocidades se debe o no a la presencia del RAID5 o a la potencia del procesador hemos repetido la prueba “rompiendo” el volumen en RAID5 y dejándolo como en el ASUSTOR, es decir como discos independientes. Aunque la velocidad ha mejorado al trabajar en SINGLE sigue siendo inferior a la conseguida en el ASUSTOR.

En conclusión aunque el procesador Rockchip del CM3588 es capaz de “gestionar” incluso un RAID5 es a costa de ver reducida su velocidad de acceso a los datos. Evidentemente con un procesador más potente (y “hambriento”) como es el INTEL del NAS de ASUSTOR se consiguen mayores velocidades a costa de mayor consumo… y RUIDO sad

 

12144
Suscribirse
Notificación
4 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
4
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x