Funcionamiento / Calidad de la limpieza

Antes de nada tengo que reconocer que la situación con esta revisión me ha recordado mucho a la típica escena de las Aventuras de Tom Sawyer pintando la cerca y así he conseguido que María participe tan activamente en esta revisión que me ha costado que me dejase el limpiacristales para “operarlo” por yo mismo 😉

 

 

En serio, aunque el VG100 no resulta demasiado pesado (del orden de un kilo) y se puede manejar con una mano si quieres que los cristales queden más limpios …

 

 

mejor usa las dos manos… y aprieta fuerte para deslizarlo de arriba a abajo.

Con un poco de maña conseguirás que la parte “verde” de plástico sea capaz de retirar las gotas de agua cuando llegues a la parte inferior. Normalmente con un único “barrido” del cristal debería quedar limpio y sin “churretones” lo que no ha sido nuestro caso ya que con una limpieza de los cristales mensual y viviendo entre la polución de la gran ciudad … la porquería está muy, pero que muy pegada a los cristales sad

 

 

En cualquier caso lo que sí está claro es que limpiar, limpia como lo demuestra lo sucia que queda la “bayeta” que afortunadamente se puede lavar incluso en la lavadora.

 

3786
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x