El pasado año realizamos en PcDeMaNo veinticinco revisiones siendo la última la de la caja para SSD Externo en formato m.2 de Orico y parece que os interesó ya que la habéis leído más de 500 veces en tan solo tres semanas … y navideñas, además.

Cada día tenemos más claro que el futuro de la memoria externa no son los penflash ni menos aún las SSD en formato disco sino los m.2 anteriormente conocidos como NGFF (por las siglas en inglés Next Generation Form Factor o factor de forma de nueva generación), es una especificación para la ampliación con tarjetas de expansión interna de ordenadores y sus conectores asociados.

La interfaz del bus de datos que está detrás del conector M.2 es una PCI Express 3.0 (hasta cuatro ranuras PCI Express), Serial ATA 3.0, y USB 3.0 (un puerto lógico individual por cada uno de los dos últimos). Está a merced del fabricante del dispositivo o del puerto M.2 elegir qué interfaces se soportarán, dependiendo del nivel deseado tanto de dispositivo como de receptor.

Además de admitir herencia interfaz de controlador host avanzada (AHCI) a nivel de interfaz lógico, la especificación M.2 también soporta NVM Express (NVMe) como interfaz del dispositivo lógico de M.2 PCI Express para SSD. Al asegurar la retrocompatibilidad de AHCI a nivel de software con la herencia de dispositivos SATA y sistemas operativos, NVM Express se diseñó para aprovechar totalmente la velocidad de almacenamiento de los dispositivos PCI Express para admitir muchas operaciones I/O en paralelo.

En nuestra anterior revisión ya os mostramos el comportamiento de un “viejo / low cost” SSD no NVMe de los chinos de NETAC (y de los que próximamente revisaremos otro par de interesantes productos). También hicimos algunas pruebas con el OCZ RC100 de Toshiba (142 EUR y actualmente agotado) comprobando que era bastante más rápido en nuestro MiniBook de Chuwi… aunque también bastante más “calentorro” que el chino “original”/Netac que nos vino con el miniPC.

De acuerdo a lo prometido en aquél momento, con la revisión de hoy queremos completar aquella incluyendo un SSD M.2 más moderno que aquellos y, por tanto, ¿más rápido y menos “calentorro”?. Para ver si es así no tienes nada más que seguir leyendo nuestra revisión de hoy sobre dos interesantes SSD M.2 de Toshiba: el RC100 y su “sucesor” RC500 más dirigido a su uso más que con PCs (para gamers especialmente) antes que con miniPCs como podrás ver…

655

2
Responder

avatar
1000
2 Comentarios
0 Responder
1 Seguidores
 
Comentario más seguido
Comentario más interesante
1 Autores
Pharizna Autores más recientes
  Suscribirse  
Notificación