Una inteligencia artificial se enfrenta a 20 abogados en la tarea de revisar 5 NDAs (Non-Disclosure Agreements). El objetivo: identificar los riesgos escondidos en estos documentos.

Los resultados, realizados en el transcurso de dos meses, muestran un claro veredicto en lo que respecta a la utilidad de la IA en el sector legal: el algoritmo tuvo un 94% de aciertos de media frente al 85% de los humanos. En las pruebas individuales la IA consiguió hasta un 100% de acierto frente al 97% conseguido por un abogado humano a trabajar sobre un contrato individual.

Sin embargo, donde realmente puede marcar una diferencia es en la velocidad. Los abogados tardaron una media de 92 minutos en revisar los contratos; la IA necesitó 26 segundos.

397
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x