Es una pena no contar con un «aguerrido» Capitán ¿mercante, o más bien, de yate? para que ponga en contexto la importancia o no de esta noticia.

Aunque parece que tan solo se está investigando la aplicación de la conducción autónoma en vehículos de cuatro ruedas, a primeros de este año se presentó el proyecto SVAN – Safer Vessel with Autonomous Navigation desarrollado de forma conjunta por Rolls Royce y Finferries (compañía finlandesa de ferrys).

El pasado 3 de diciembre hicieron un viaje con el ferry FALCO (con capacidad para transportar 54 coches) sin intervención humana empleando sensores y tecnología desarrollada por Rolls-Royce y embarcado en un contenedor «plug-and-play»).

La vuelta del viaje de 15 minutos fue controlada de forma remota por un operador situado a más de 45 km de distancia conectado en todo momento vía 4G.

500
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x