Uno se “malacostumbra” a todo y hasta le parece tercermundista disponer tan solo de una conexión a Internet vía WiFi de poco más de 2 Mbps… eso sí, en su apartamento playero de la Costa Brava.

Aunque ya os habiamos contado el pasado año, pruebas realizadas por el MIT confirman que es posible descargar datos a una velocidad máxima de 622 megabits por segundo entre los 384.633 kilómetros que separan la Luna de la Tierra. Ahora otro de sus equipos, en colaboración con la NASA, han logrado que exista banda ancha en la Luna, obteniendo unas condiciones de velocidad mejores o al menos similares a la mayoría de servicios de ADSL domésticos.

El objetivo de los científicos con este viejo sistema de transmisión láser –LLCD, en sus siglas en inglés- es proporcionar a las misiones espaciales un canal de envío y recepción de información estable, similar al de nuestro planeta.

La primera prueba la han realizado en la Luna, aunque los investigadores del MIT aseguran que este sistema podría extenderse a otros planetas, como por ejemplo, dar un servicio de banda ancha entre la Tierra y las futuras misiones a Marte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *