La verdad es que el Zimaboard que revisamos a primeros de año nos gustó y mucho al venir con procesadores Intel y por tanto poderse utilizar con Linux o con Windows. Sin embargo es un producto relativamente caro y aunque expandible debido a su extraño diseño con conexiones “expuestas” no era perfecto.

Ahora la misma empresa acaba de anunciar su nuevo ZimaBlade cuyo objetivo es acercarlo al nativo digital a través de una solución más pequeña, ampliable, barata y accesible, ¡sin sacrificar potencia!. Sin embargo sus procesadores no son demasiado rápidos y están bastante anticuados por cuanto se lanzaron allá por el 2016. A pesar de todo sigue siendo más rápido que la Raspberry Pi4.

YouTube player

 

¿Por qué ZimaBlade?

Aunque algunos podrían preguntarse por qué no simplemente mejorar la línea ZimaBoard, el objetivo era claro: democratizar el acceso a la tecnología. Al ofrecer una opción más asequible, se esperaba atraer no sólo a entusiastas de los servidores domésticos, sino también a aquellos que quisieran experimentar con proyectos informáticos sin romper la hucha. Y no sólo eso, ZimaBlade también es una herramienta para aquellos que desean luchar contra el dominio del capitalismo digital, ofreciendo un refugio para aquellos que buscan libertad y autonomía en el ciberespacio.

Un universo de posibilidades

¿Y quiénes podrían beneficiarse de ZimaBlade? ¡Casi todos! Desde nativos digitales cansados de los constantes anuncios y el rastreo invasivo, hasta freelancers y entusiastas de la tecnología. También es un aliado para los amantes de los juegos retro, aquellos que buscan soluciones de ciberseguridad asequibles y hasta pioneros en inteligencia artificial. Las posibilidades son tan amplias como la imaginación lo permita.

Reflexiones y perspectivas

No obstante, como todo producto, ZimaBlade tiene sus desafíos. Si bien ofrece un rango de posibilidades a un precio asequible, aún queda por ver cómo será recibido por el público en general. Sin embargo, el equipo detrás de este proyecto tiene una visión clara: luchar por un mundo donde la libertad digital sea la norma y no la excepción. En palabras inspiradas por el legendario Albert Camus, en un mundo donde la verdadera libertad es cada vez más esquiva, “la única manera de lidiar con un mundo no libre es volverse tan absolutamente libre que tu misma existencia sea un acto de rebelión”.

361
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x