Llevamos mucho tiempo disfrutando de Home Asistant sobre la Raspberry Pi o NAS de QNAP, etc, etc. Aunque en algún caso lo instalamos directamente sobre el propio sistema operativo de la RPi pronto conocimos las ventajas de usarlo en dockers. Desde entonces siempre que revisamos algún SBC acabamos instalándolo de esa forma para probar más que nada que todo funciona como era de esperar.

Sin embargo ahora que estamos revisando miniPC con procesadores Intel más potentes (y caros) que las RPi vamos a dejar de usar dockers. Queremos probar Proxmox con máquinas virtuales y comprobar si nos hemos perdido algo trabajando con los dichosos contenedores.

Ahora bien ¿Qué es Pimox?

Si has pensado en explorar el mundo de Proxmox y Home Assistant, pero no estás listo para invertir en un nuevo mini PC, ¡el proyecto Pimox te permite usar tu Raspberry Pi!. En este artículo, nos enseñan cómo instalar Pimox y desplegar Home Assistant OS en una Raspberry Pi.

Proxmox es una plataforma de código abierto usada para virtualización y administración de servidores, permitiendo a los usuarios implementar, administrar y ejecutar máquinas virtuales y contenedores. Pimox, por otro lado, es una versión de Proxmox para Raspberry Pi que te permite construir un clúster de Proxmox con Raspberry Pis o incluso un clúster híbrido de Pis y hardware x86.

Primeros pasos para instalar Pimox

Para instalar Pimox en tu Raspberry Pi, necesitarás una Raspberry Pi 4 con 4GB/8GB de RAM, una tarjeta SD o una unidad USB-SSD, y una conexión Ethernet. Lo primero que debes hacer es instalar la última versión de Raspberry Pi OS en tu medio de arranque. Tras hacerlo, podrás conectarte a tu Raspberry Pi a través de SSH y comenzar la instalación de Pimox.

Cómo instalar Pimox

La instalación de Pimox en tu Raspberry Pi es un proceso sencillo gracias a un script de instalación del repositorio oficial de Pimox. Tras ejecutar el script, recibirás algunas indicaciones que te guiarán durante la instalación. Al terminar, recibirás un mensaje que te indicará dónde puedes acceder a tu interfaz de Pimox.

¡Empezando con Pimox!

Una vez que tienes Pimox instalado, puedes comenzar a experimentar, probar y desplegar cualquier contenedor o máquina virtual que desees. Como prueba, podrías desplegar Home Assistant utilizando un script específico y ver cómo funciona y cuántos recursos utiliza.

Resumiendo

Instalar Proxmox en una Raspberry Pi es una gran experiencia de aprendizaje para aquellos que desean iniciarse en la virtualización de Proxmox y, posteriormente, invertir en un hardware mejor.

Sin embargo, una sola Raspberry Pi no es adecuada para ejecutar una combinación de máquinas virtuales y contenedores, ya que puede sobrecargarse rápidamente. En cambio, obtener un mini PC de gama media no implica un gasto significativo y mejorará en gran medida tu experiencia con Proxmox.

387
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x