Científicos han encontrado una aurora aquí en la Tierra, pero a diferencia de las conocidas y espectaculares luces del norte/ aurora boreal, esta no muestra ningún espectáculo para los humanos sad. De hecho, es completamente invisible a simple vista.

Investigadores han observado una aurora brillando en luz infrarroja, creada por la interacción de partículas cósmicas energéticas y dióxido de carbono en la atmósfera terrestre. “Esto ofrece una nueva forma de observar las auroras terrestres desde el espacio. Diferentes emisiones aurorales pueden estar asociadas con diferentes altitudes y energías de partículas”, dijo Bossert (La directora del proyecto de investigación)

La aurora infrarroja recién descubierta es el resultado de la interacción con el dióxido de carbono, que existe en múltiples capas de la atmósfera terrestre. Esta aurora ocurre un poco más abajo que las otras, alrededor de los 90 kilómetros de altura. El equipo observó esta aurora con el instrumento AIRS de la NASA, el Atmospheric Infrared Sounder, a bordo del satélite Aqua. AIRS ha estado observando la energía infrarroja, incluyendo la de la aurora, todos los días durante más de 20 años, lo que proporcionará datos valiosos para futuros estudios.

Las auroras son una ventana importante para comprender la atmósfera terrestre y cómo interactúa con el entorno cósmico. Estos descubrimientos permiten a los científicos tener una mejor imagen de cuándo y dónde ocurre la actividad auroral y cómo las partículas energéticas afectan a las moléculas de dióxido de carbono. Además, entender las auroras ayuda a predecir el clima espacial con mayor precisión.

El estudio de Bossert y su equipo ha sido publicado recientemente en la revista Geophysical Research Letters, y se espera que sus hallazgos contribuyan al avance en el campo de la investigación de las auroras y el clima espacial.

 

321
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x