Es normal que nuestros oídos produzcan cera, ya que esta sustancia tiene una función importante: proteger nuestro canal auditivo de infecciones. Por esta razón, no es necesario limpiar los oídos con frecuencia, a menos que la cera esté causando algún problema, como dolor, pérdida de audición o tinnitus/acúfenos.

Hasta ahora, existían tres formas principales de limpiar los oídos: utilizando gotas para ablandar la cera, irrigando el oído con agua tibia o extrayendo la cera manualmente por un profesional. Sin embargo, recientemente se ha aprobado en Estados Unidos el uso de un nuevo dispositivo llamado Otoset Ear Cleaning, que utiliza tecnología de irrigación y microsucción para eliminar la cera afectada de leve a grave. Por otra parte el nuevo sistema es muy rápido ya que en un minuto es capaz de conseguir la misma limpieza que ahora se realiza en media hora.

Este dispositivo puede ser muy conveniente para reducir los riesgos para la salud asociados con los tapones de cera en los oídos, como pérdida auditiva, tinnitus, vértigo, dolor … e incluso tos. Sin embargo, el Otoset Ear Cleaning no es nada barato, ya que cuesta casi 3000 EUR al año por lo que, por ahora, está pensado para ser utilizado por otorrinolaringólogos y profesionales de la salud.

En cualquier caso si tienes dudas o experimentas algún problema en tus oídos, siempre es recomendable buscar consejo médico.

273
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x