La muñeca Barbie fue creada en 1959 por Mattel y se convirtió en un icono de la cultura popular y del juguete para niñas. A lo largo de los años, Barbie ha sufrido cambios significativos en su apariencia y ha sido criticada por promover estándares de belleza poco realistas y sexistas.

En la década de 1960, Barbie representaba una imagen de la mujer doméstica y se centraba en roles tradicionales de género. En las décadas siguientes, la muñeca experimentó una serie de cambios, incluyendo la incorporación de más diversidad étnica y el aumento de opciones de carrera y vestuario.

A pesar de estos cambios, Barbie ha sido criticada por perpetuar los estereotipos de género y los ideales de belleza poco realistas, lo que ha llevado a algunas campañas de boicot. Mattel ha respondido a estas críticas con nuevas iniciativas para promover la inclusión y la diversidad, como la creación de Barbies con cuerpos más realistas y la asociación con organizaciones que apoyan a niñas y mujeres.

Así por ejemplo, en 2016, Mattel lanzó Curvy Barbie, Tall Barbie y Petite Barbie , así como una amplia gama de tonos de piel que reflejan muchas etnias diferentes.

En los últimos años ha creado muñecos con audífono, prótesis y silla de ruedas y ahora, una Barbie con síndrome de Down es la última muñeca lanzada por Mattel en un intento por hacer que su gama sea más diversa.

Mattel dijo que trabajó en estrecha colaboración con la Sociedad Nacional de Síndrome de Down de EEUU (NDSS) para garantizar que su última muñeca representara con precisión a una persona con síndrome de Down.

La muñeca tiene un marco más corto y un torso más largo y su cara más redondeada con orejas más pequeñas, un puente nasal plano y ojos en forma de almendra que suelen ser características de las mujeres que tienen dicha condición genética.

El vestido con mangas abullonadas es amarillo y azul, colores asociados con la conciencia del síndrome de Down.

La muñeca también tiene un collar colgante rosa con tres cheurones hacia arriba que representan las tres copias del cromosoma 21, el material genético que causa las características asociadas con el síndrome de Down.

Otras firmas de juguetes han hecho movimientos similares para tratar de hacer que sus modelos sean más inclusivos.

En 2016, Lego creó su primera minifigura de un joven discapacitado, un joven usuario de silla de ruedas con gorro de lana, luego de una campaña del grupo #ToyLikeMe con sede en el Reino Unido .

El grupo había criticado a la firma danesa por “complacer los estereotipos de discapacidad” porque hasta entonces su único personaje en silla de ruedas era un anciano.

La campaña se lanzó para crear más juguetes que representaran a los 770.000 niños discapacitados del Reino Unido.

 

360
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x