Investigadores chinos han presentado un dron que siempre podría estar volando sin necesidad de aterrizar ya que la energía necesaria para mover sus motores la consigue a través de un láser dirigido desde el suelo.

El sistema utiliza un convertidor fotoeléctrico en la parte inferior del dron para capturar la energía del láser aunque su eficiencia no es muy buena. En el extremo de la transmisión, la eficiencia de potencia a láser puede estar entre el 50 y el 85 %, dependiendo de qué tan preciso sea su láser, y en el extremo receptor es probable que pierda alrededor del 50 % de la energía recibida sad

En cualquier caso utilizando paneles solares  la electricidad no es cara, y si está conectado a la red eléctrica, estas pérdidas son aceptables si eso significa que su dron de vigilancia nunca necesita apagarse.

Con anterioridad la empresa norteamericana PowerLight demostró un sistema inalámbrico de carga de drones similar en 2012, manteniendo un gran dron en el aire durante 48 horas en un túnel de viento y alimentando uno de los drones Stalker de Lockheed Martin al aire libre hasta 600 m.

El equipo de de la Universidad China también implementó un “algoritmo de seguimiento visual inteligente” para mantener su haz apuntado al dron, así como un sistema de modelado de haz adaptativo que puede compensar los cambios en la densidad atmosférica. Por otro lado na diseñado un método para identificar obstáculos y ajustar rápidamente la potencia del haz a un nivel seguro. Lo probaron con un cuadricóptero pequeño y demostraron que funciona en interiores con las luces encendidas y apagadas, y en exteriores por la noche, con un video que muestra que el dron alcanza altitudes de unos 10 m (33 pies).

PowerLight, por otro lado, parece mucho más cerca de la comercialización, y la compañía dice que está trabajando en una transmisión de energía láser inalámbrica compacta, liviana y de largo alcance con sistemas funcionales de apagado de seguridad y la capacidad de trabajar independientemente de las condiciones climáticas.

Dejando a un lado las aplicaciones militares, es interesante considerar cómo la energía inalámbrica podría afectar a otras aeronaves eléctricas, en particular a los modernos aerotaxis eVTOL que consumen mucha energía, para los cuales la densidad y el alcance de la batería se encuentran entre los principales problemas. Una red de cargadores láser en toda la ciudad que suministre energía mientras estas cosas vuelan por encima podría ayudar a que estas cosas tengan más sentido comercial, pero hay un largo camino por recorrer antes de que este tipo de cosas esté legalmente aprobada y lista para uso urbano.

La capacidad de cargar aviones eléctricos en vuelo podría ser una gran ayuda para sectores como la industria emergente eVTOL
537
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x