La Inteligencia Artificial que tuvo el año pasado éxitos por doquier este año también quiere demostrar su valía a todos los niveles introduciéndose en «artilugios» mundanos en los que nunca habríamos pensado.

Por ejemplo, en el CES que acaba de terminar se presentó el primer cochecito portabebés… dotado de conducción autónoma.

El Ella Smart Stroller de la empresa canadiense Gluxkind está pensado para que, siempre que no se lleve un bebé en su interior, es capaz de moverse en “piloto automático”, dejando las manos de los padres libres.

Para conseguirlo, la compañía ha instalado una serie de sensores (similares a los que se utilizan en el Tesla de sus papás) que se encargan de monitorizar el entorno y que, por ejemplo, también detectan la presencia del encargado de llevar carrito para avanzar o detenerse según sea necesario.

Es decir, el “vehículo” va delante de los padres del bebé y deja de avanzar si estos se detienen y los sigue si cambian de rumbo.

Gluxkind ha incluido en su producto un sistema de motor dual que, según explican, es muy útil en pendientes y brinda asistencia de frenado en cuesta abajo.

Además incluye una función de ruido blanco para tranquilizar a los pequeñajos haciendo que se duerman y por si no fuera poco se puede seleccionar un movimiento adelante-atrás capaz de tranquilizar y dormir hasta al más insomne.

Ya se puede encargar el producto a un precio de unos 3300 $ estando prevista su entrega para la próxima primavera.

87
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x