Aunque nosotros somos (fuimos) más del Spectrum que del Commodore, C 64, el ordenador de escritorio doméstico más vendido de todos los tiempos, sigue siendo querido 40 años después de su debut. Un signo perdurable de su popularidad es la devoción que se observa en los usuarios que mantienen el hardware y el software C64 en la actualidad.

Celso Martinho ha sido capaz de montar una réplica del viejo C64 casi desde cero para probar su dominio de la computadora retro. El modder decidió usar la máxima cantidad de nuevo como fuera posible y conseguir con ello que su «Frankenstein 64» fuera fácilmente reparable.

La placa de circuito impreso, las resistencias, los condensadores, los semiconductores pasivos, los conectores de la placa, los chips lógicos comunes y los zócalos IC son todos nuevos. La mayoría de las piezas nuevas provienen de un kit de piezas de Commodore 64  que los usuarios normalmente compran para reparar sistemas antiguos.

Para algunos otros componentes, Martinho encontró sustitutos modernos. Usó una alternativa para la matriz lógica programable del C64, que conecta su procesador a su memoria, porque es una de las partes que antes mueren. También es un pieza que otro modder realizó ingeniería inversa anteriormente, por lo que los usuarios pueden construir nuevos modelos hoy.

Martinho hizo algo similar con el chip de sonido del C64 y el interruptor de encendido del monitor Philips. Además, los nuevos sustitutos de la fuente de alimentación son más seguros que el original .

En cualquier caso los usuarios ocasionales que planean volver a visitar el C64 probablemente querrán comprar el relanzamiento de 2019 de Retro Games .Viene con todas las funciones básicas del original, 64 juegos integrados, un puerto USB para cargar nuevos juegos y firmware (incluido el software casero ) y una salida HDMI para pantallas modernas.

 

123
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x