oxprec ormaEl movimiento respiratorio (es decir, el patrón y la frecuencia del movimiento) puede proporcionar información valiosa para muchas situaciones médicas. Esta información puede ayudar en el diagnóstico de diferentes trastornos de salud y enfermedades de todo tipo.

Ahora y aprovechando la señal WiFi, en el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) de Estados Unidos han desarrollado una forma de monitorear e identificar problemas respiratorios en humanos.

Es bien conocido que  estas señales pueden atravesar superficies como paredes, pero un movimiento (aunque sea muy ligero) termina influyendo en su ruta, afectando ciertos valores, que son los que evaluaron los desarrolladores para crear su algoritmo BreatheSmart.

Para su funcionamiento, los científicos utilizaron un solo router al que modificaron su firmware para que verificara la “información de estado del canal”, llamada CSI, con mayor frecuencia de la habitual hasta las 10 veces por segundo para tener un panorama claro de cualquier modificación.

Estas señales CSI son claves porque son las que se envían desde un dispositivo, como un teléfono o un portátil, al router y tiene la capacidad de detectar alguna desviación en el entorno.

Con esta modificación técnica, el equipo investigador empezó a realizar pruebas con un maniquí simulando varias acondiciones respiratorias y monitorizando los cambios en las señales wifi.

De esa forma BreatheSmart fue capaz de identificar correctamente las condiciones de respiración simuladas un 99.54 por ciento de las veces.

Los encargados de esta investigación esperan que el algoritmo pueda ser implementado por otros desarrolladores para que lo implementen en algún software e introducirlo en un hardware que permita detectar de forma precoz problemas de respiración en las personas en sus casas, como complemento del estudio de datos en procesos médicos.

 

107
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x