Como si del hombre araña se tratara, el pequeño robot de cuatro patas MARVEL (Magnetically Adhesive Robot for Versatile and Expeditious Locomotion) es capaz de trepar por paredes y techos de hierro sin ninguna dificultad. Sus patas magnéticas le permiten sortear obstáculos y ser más ágil y rápido que ningún desarrollo robótico similar hasta la fecha.

De acuerdo a lo publicado en Science es el fruto de una colaboración entre investigadores del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea y la Universidad de Illinois (EE.UU.) .

Hasta ahora, los robots trepadores se caracterizaban por unas capacidades locomotoras muy limitadas, que los hacía operativos tan solo a bajas velocidades. Por el contrario, MARVEL es capaz de atravesar paredes y techos ferromagnéticos a velocidades de hasta 0,7 m/s y 0,5 m/s, respectivamente.

Durante los experimentos, MARVEL demostró comportamientos complejos. pudiendo avanzar por encima de huecos de 10 cm de ancho, superar obstáculos de 5 cm de altura y hacer transiciones entre pisos, paredes y techos.

El robot puede cargar con pesos de hasta 3 kg y tiene la capacidad de trepar por superficies curvas, como fue el caso de un tanque de almacenamiento recubierto con pintura, óxido y polvo.

Cuenta con pies de adhesión magnética, que combinan un imán electropermanente (EPM) y un elastómero magnetorreológico (MRE) para generar grandes fuerzas de sujeción. El EPM es un dispositivo con dos estados que puede cambiar su propiedad magnética a través de la corriente eléctrica, pero que –a diferencia de los electroimanes– no necesita electricidad para mantener un estado magnético y, por lo tanto, reduce el consumo energético. Por su parte, el MRE es un elastómero con componentes magnéticos que permite una mayor adherencia al metal ante una misma inclinación dada. Gracias a este sistema, el robot escala sin ataduras y sus pies aprovechan los imanes intercambiables para separarse y sujetarse de las superficies.

Numerosas operaciones industriales, como la inspección de tanques de almacenamiento, puentes, o las soldaduras en astilleros, se llevan a cabo en ambientes ferromagnéticos que contienen huecos, protuberancias, esquinas, paredes y techos. En muchos casos, son entornos de difícil acceso y que implican tareas a gran altura o en espacios confinados.

114
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x