A diferencia del Neuralink, de Elon Musk, en el que que los implantes requieren de una cirugía compleja, la empresa Synchron (fundada en el año 2016) ha desarrollado un implante cerebral que no requiere abrir el cráneo para instalarlo. De ahí que Synchron ya tenga aprobación de la FDA de Estados Unidos para realizar pruebas en ese país.

El Stentrode es un pequeño dispositivo que se coloca sobre la corteza cerebral y permite traducir señales que se traducen en acciones consiguiendo con ello que personas discapacitadas puedan responder mensajes en el iPhone, por ejemplo.

Esto es posible gracias a un pequeño implante que analiza nuestras ondas cerebrales y las traduce en acciones.

Según Bloomberg, el pasado 6 de julio se implantó en el cerebro de un paciente con ELA un “amasijo” de cables y dieciséis electrodos que la han permitido navegar por la red y contestar a correos electrónicos … solo con pensar. En realidad no se trata del primer implante hecho con la tecnología de la empresa, pero en este caso sí que se le ha dado más relevancia en las noticias. Antes de la operación en Nueva York, ya existían 4 personas en Australia que la usaban sin ningún efecto secundario. Eran capaces de enviar mensajes por WhatsApp e incluso realizar pedidos a través de Internet.

Lo mejor de esta tecnología que ha llamado la atención de Musk es que su implantación es más sencilla que otras cirugías que se hacen para otro tipo de procedimientos y no dañan tejidos ni necesitan traspasar el cráneo.

En concreto, el cirujano debe realizar una incisión en la arteria yugular e introducir un catéter para depositar el stentrode en uno de los vasos sanguíneos del paciente. Este terminará fusionándose con el propio vaso por lo que los pacientes deben tener claro que el implante será permanente y le acompañará durante toda su vida.

El implante utiliza sensores que registran actividad de nuestro cerebro y envía las señales a un nodo colocado en el pecho del paciente.

Posteriormente, el nodo transmite la información de forma inalámbrica a un receptor que procesará y traducirá las señales en comandos que pueden ser reconocidos por el iPhone, iPad o … cualquier dispositivo Bluetooth.

YouTube player

El stentrode se coloca en la corteza motora, responsable de los procesos de planificación, control y ejecución de las funciones motoras voluntarias. Aunque la persona se encuentre paralizada, el cerebro sigue enviando las instrucciones, por lo que el implante detecta las ondas y las transmite hacia el nodo.

La recepción y traducción de estas ondas se realiza por medio de un software de inteligencia artificial y un modelo de aprendizaje automático / machine learning.

Syncron está trabajando de conjuntamente con Apple para implementar en el futuro su tecnología en el iPhone. Uno de los primeros objetivos de su colaboración es mejorar la integración entre los dispositivos y reducir la latencia en el proceso.

 

.

 

 

377
Suscribirse
Notificación
2 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x