Cada día está más claro que los recursos de la Tierra son limitados y la única forma de alargar un poco más la existencia de la humanidad es aprovecharlos al máximo… o sea aprovechar sl máximo la economía circular.

Investigadores de la Universidad de Gotemburgo han publicado recientemente un artículo en la revista Journal of Hazardous Materials Advances en el que se demuestra que los juguetes viejos y los artículos de vestir pueden contener sustancias químicas tóxicas que pueden provocar cáncer, dañar el ADN o alterar las futuras capacidades reproductivas de los niños.

El estudio demostró que la mayoría de los juguetes y artículos antiguos (el 84%) contenían cantidades de sustancias químicas como los ftalatos y las parafinas cloradas de cadena corta que se utilizan como plastificantes y retardantes de llama en los juguetes.que superaban los límites legales actuales. Un 30% de los juguetes y artículos más nuevos también superaban los límites legales. Sin embargo, los juguetes más antiguos eran significativamente peores.

La legislación de la UE sobre el contenido químico de los juguetes, conocida como Directiva de Seguridad de los Juguetes, regula las cantidades permitidas de una serie de sustancias químicas que se encuentran en los juguetes en un intento de proteger la salud y la seguridad de los niños. En la actualidad, los valores límite permitidos para los juguetes nuevos según dicha Directiva son del 0,1% en peso para los ftalatos y del 0,15% en peso para las parafinas cloradas de cadena corta.

Si bien la Directiva sobre la seguridad de los juguetes ha sido crucial para reducir la incidencia de las sustancias químicas peligrosas en los juguetes, solo se ha aplicado a los juguetes nuevos, no a los viejos … aunque me pregunto: ¿A un juguete nuevo fabricado, en parte, con material reciclado no son aplicables las limitaciones de la ley?

 

147
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x