En la legislación española “no hay una frontera clara” entre plagio y parecido entre dos obras musicales y depende de lo “sustancial” que suponga para la canción ese posible plagio

El Código Penal hace referencia al plagio como tal en su artículo 270, pero no llega a definirlo. “Será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que (…) reproduzca, plagie o distribuya (…) una obra o prestación literaria, artística o científica sin la autorización de los titulares (…)”, dice el citado artículo.

De ahí el interés del algoritmo Spectromap, desarrollado por investigadores de las Universidades de Valencia y de la Rioja. y que pretende medir de forma precisa las similitudes entre canciones.

La creación de este algoritmo parte de la idea de que «la música es creatividad, sí, pero también matemáticas y racionalidad«, aseguran y, de hecho «hay creaciones musicales desde hace siglos que utilizan procedimientos matemáticos».

Con esa idea, hace ya más de tres años avanzaron en el proyecto de medir «de forma objetiva» las similitudes entre canciones «algo que parece totalmente subjetivo»; así, avanzaron para crear un algoritmo que mide patrones dentro de las canciones, clasifica estilos o mide similitudes melódicas, entre otras características.

Reconocen que ya existe tecnología que va en esta línea, como Shazam de Apple por ejemplo,  pero han buscado desarrollar un algoritmo más completo, que sea capaz de analizar un fragmento de audio, separe las frecuencias más destacadas, analice el sonido, filtre toda la información aportada y sea capaz de crear «un mapa sonoro» que se transforma en «un valor numérico» utilizando técnicas de clustering sobre lógica difusa.

 

132
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x