El verano del 2021 es desgraciadamente recordado como el de los incendios de Grecia aunque otros muchos países mediaterráneos, sobre todo, tuvieron problemas similares. Este año en España y Portugal vamos camino de conseguir varios records en el número de incendios activos y superficie calcinada… y todavía nos queda todo el verano por delante.

Cientos de personas más fueron evacuadas de sus hogares en el suroeste de Francia cuando los incendios forestales se descontrolaron en las últimas horas.

Mientras tanto, en la costa adriática de Croacia, los aviones de extinción de incendios descendieron para arrojar agua sobre los bosques en llamas y decenas de tropas fueron desplegadas para ayudar a los bomberos que luchan para contener tres grandes quemas forestales alrededor de Zadar y Sibenek.

Miles de personas también se vieron obligadas a abandonar sus hogares en la península de Datca, en el suroeste de Turquía, por un incendio que comenzó el miércoles y que se ha visto fortalecido por los vientos, mientras amenaza áreas residenciales.

En Grecia, los bomberos  luchan por extinguir incendios en la región capitalina de Ática y en la isla de Creta.

Es precisamente en este último país en el que Vodafone ha creado el primer bosque inteligente de Grecia.  Aprovechando su red, Vodafone Green Network, acaba de activar un primer prototipo de una nueva solución basada en inteligencia artificial y cámaras y sensores de última generación.  En combinación con Vodafone IoT, el sistema proporciona la capacidad de registrar cambios en la temperatura del ambiente dentro de un rango de muchos kilómetros, identificar las razones de esto, pero también registrar varios indicadores ambientales, como el nivel de humedad y la presión atmosférica. Al usar el equipo apropiado, los datos y lecturas recopilados y un algoritmo inteligente, el sistema «infiere» el peligro y lanza una alarma. Esto sucede cuando, por ejemplo, aumenta el calor y el algoritmo estima a partir de los datos que hay un incendio.

Al mismo tiempo, una cámara puede reconocer el indicador de humo en algún momento y confirmarlo, enviando una orden a otra cámara para enfocar allí. Así, activa la señal correspondiente y envía imagen y ubicación a una plataforma especial. Entre las muchas innovaciones de la nueva solución se incluye el sistema de control paralelo triple, que consiste en una tecnología de detección panorámica 360º a través de una cámara térmica especial de larga distancia y cámaras de espectro dual, que utilizan modelos de inteligencia artificial para la detección temprana de humo o fuego.

Además, se utilizan cámaras especiales Super Starlight, que hacen uso de algoritmos para monitorear en condiciones de poca luz, así como cámaras térmicas fijas y PTZ. A este equipo se suma un conjunto de multisensores, que colocados en varios puntos del bosque, registran la temperatura, humedad, presión atmosférica, así como H2, COV, CO y CO2.

YouTube player

En paralelo, también Vodafone está trabajando en el primer bosque inteligente de Italia en la isla de Cerdeña donde están potenciando el empleo de sensores de «olor» que consideran más rápidos que las camaras que solo se percatan del fuego cuando hay humo y, a veces, ya es demasiado tarde.

¿Y en España? ¿No tenemos ningún proyecto de estos? Incendios ya tenemos bastantes ¿no?

 

 

231
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x