Uno de nuestros últimos «proyectos» (o más bien cuasi-proyectos) en la petrolera fue el uso de drones en aplicaciones industriales ya que la misma los había utilizado en algún momento en temas de marketing y poco más.

De hecho estuvimos haciendo unas pruebas en la refinería machega volando sobre una subestación eléctrica remota en la sierra detectando puntos calientes. También hicimos vuelos con un dron a gasolina a lo largo de una par de kilómetros sobre el oleducto para demostrar que se podían emplear para este tipo de trabajos. En cualquier caso y pese al éxito obtenido mucho me temo que este ha sido otro tema olvidado… o al menos dejado para su aprovechamiento por contratistas para el desarrollo de sus trabajos.

También sabemos que compañías eléctricas españolas están probando el empleo de drones para la inspección de sus redes. En cualquier caso mucho nos tememos que no está tan avanzados como en UK que ya está probando drones autónomos para hacer este trabajo.

En efecto, según nos cuentan también van a probar su uso en la instalación nuclear de Sellafield, en la red de ferrocarriles de Network Rail o la de las antenas comunicaciones de Vodafone.

Por otra parte, también en UK, el NHS servicio nacional de salud  está probando el empleo de drones para llevar a los hospitales los tratamientos de quimioterapia que hasta la fecha se venían haciendo en coches reduciendo el tiempo de envío desde las cuatro horas a 30 minutos y contribuyendo con ello a la reducción de gases de efecto invernadero.

 

113
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x