Sea por intentar contribuir lo menos posible al calentamiento de la tierra o simplemente por evitar la dependencia que tenemos de los combustibles fósiles que nos vienen de fuera, está claro que debemos seguir buscando fuentes de energía alternativas y no solo la solar o la eólica.

Por ejemplo, en Australia donde se utiliza muy a menudo el tren para mover mercancías se ha lanzado el proyecto Infinity Train. Tiene como objetivo reemplazar algunas (o todas) las locomotoras diésel de la compañía minera Fortescue con trenes eléctricos que se cargan completamente a sí mismos a través del frenado regenerativo.

Los ingenieros han calculado que hay suficientes pendientes cuesta abajo y oportunidades de frenado para cargar la batería de forma regenerativa. Además, el tren es mucho más ligero cuando está descargado y debe iniciar la vuelta a la mina.

La energía gravitatoria será su única fuente de electricidad, aprovechando las secciones cuesta abajo de la red ferroviaria. De este modo, no precisará una carga adicional para realizar el viaje de regreso, eliminando el requisito de infraestructura de carga y generación de energía renovable.

 

459
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x