Desde pequeño me parecía increíble aquella «historia» que me contaban sobre el control de un toro a distancia. Lo que entonces no sabía era que el protagonista de tal «azaña» fue el profesor Delgado (neurocientífico español y emigrado a USA). Allá por el año 1963 en la plaza de Córdoba, consiguió detener en seco a un morlaco enfurecido sin más que pulsar el botón de un radio-transmisor segundos antes del temible impacto, activando así unos electrodos implantados en el cerebro del animal.

Ahora si cabe me ha sorprendido más que un equipo de investigadores suecos hayan sido capaces del control de Venus Flytrap, un tipo de planta carnívora cultivada, al implantarle un pequeño microchip.

Lograron obligar a la planta a abrirse y cerrarse, convencionalmente una forma de devorar a su presa, imitando los métodos del cerebro para procesar y transferir información.

Las neuronas artificiales impresas que desarrollaron los investigadores dispararon corrientes eléctricas dentro de las células de Venus Flytraps para activar los reflejos naturales de las plantas y obligarlas a cerrarse de golpe.

YouTube player

Fuera de las plantas carnívoras, dicha tecnología también podría tener una gran cantidad de otros usos, desde dispositivos médicos implantables hasta robótica blanda inteligente.

435
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x