En los últimos años estamos hablando mucho de las tecnologías DeepMind desarrolladas por la compañía inglesa, comprada por Google en el año 2014.

La compañía se dió a conocer creando una red neuronal que aprende cómo jugar a los videojuegos de una manera similar a la de los seres humanos… o sea, mediante aprendizaje por refuerzo.

A diferencia de otras sistema de Inteligencia Artificial, como Deep Blue o Watson de IBM, las cuales fueron desarrolladas para un propósito predefinido y solo funcionan dentro de su ámbito, DeepMind dice que sus sistemas no están pre-programados aprendiendo de la experiencia.

De ahí la existencia de AlphaCode que ya es capaz de programar como un humano con conocimientos medios en su trabajo y esto solo es el comienzo.

La programación no es una tarea sencilla ya que no se trata tan solo de «tirar líneas de código» utilizadas previamente sino que requiere imaginación que no resulta fácil implementar en una máquina por mucha Inteligencia Artificial que tenga. No solo es necesario implementar el código (como lo podría hacer GPT-3 de Microsoft) sino inventarlo encontrando una solución distinta a las existentes.

Todavía queda mucho por avanzar en esta tema ya que actualmente el código escrito por este tipo de sistemas es muy farragoso aparte de que pueden contener muchos «bugs» de seguridad difícilmente controlables y que, incluso, pueden ser «inoculados» a conciencia por los malos …

En cualquier caso, démosles tiempo para que aprendan y seguro que nos sorprenderán como ya lo han hecho con anterioridad.

 

 

763
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x