Últimamente estamos muy preocupados (y con razón) de conseguir energía limpia sin contaminar el medio ambiente reduciendo su huella de carbono ya que, por ejemplo, el pasado año 2020 REPSOL fue la empresa española más contaminate encabezando el ranking de emisiones con el 12,4% del total a nivel nacional.

De lo que se habla poco (y se invierte todavía menos) es de como resolver el problema del agua potable. El deterioro de los recursos hídricos mundiales pone en peligro la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 6 de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, cuya meta es conseguir el acceso al agua limpia y el saneamiento para todos en los diez próximos años. Se trata de un reto muy considerable, habida cuenta de que en el mundo hay actualmente 2.200 millones de personas privadas de acceso al agua potable y otros 4.200 millones que carecen de sistemas de saneamiento seguros.

De ahí el interés del desarrollo de nuevas técnicas de desalinización utilizando energía solar, claro está. Científicos de la Universidad de los Urales junto con colegas de Irak, han desarrollado una tecnología híbrida para aumentar la eficiencia de la evaporación dentro de un destilador solar mediante un cilindro hueco giratorio y un colector solar.

«Creamos una tecnología de desalinización mediante el uso de un cilindro hueco giratorio dentro del destilador solar para acelerar la evaporación del agua en el recipiente formando una fina película de agua en la superficie exterior e interior del cilindro, que se renueva constantemente con cada giro.

Para aumentar la temperatura del agua debajo del cilindro utilizamos un colector solar «, dijo Sergei Shcheklein, jefe del departamento de Plantas de energía nuclear y fuentes de energía renovables en UrFU.

Como parte del experimento, la velocidad de rotación del cilindro dentro del destilador solar fue de 0,5 rpm.

Esta intensidad y tiempo es suficiente para evaporar una fina película de agua de la superficie del cilindro.

Las pruebas experimentales se llevaron a cabo en Ekaterimburgo y mostraron una alta eficiencia y confiabilidad del dispositivo desarrollado.

Además, los científicos observaron que la intensidad relativamente alta de la radiación solar y la baja temperatura del aire ambiente también contribuyeron a mejorar el rendimiento de la destilación del agua.

La tecnología de desalinización desarrollada con su diseño simple y bajo costo podría ser de interés en el Medio Oriente y África, en países con alto potencial de energía solar y escasez de agua dulce.

En el futuro, los científicos planean mejorar la tecnología y aumentar el rendimiento del destilador solar con los costos operativos y de capital más bajos posibles para diferentes condiciones climáticas

304
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x