Como bien sabe nuestro amigo Òscar, en el grafeno, cada átomo de carbono está unido a tres vecinos, formando hexágonos dispuestos en una red de panal. Sin embargo estudios teóricos han demostrado que los átomos de carbono también pueden organizarse en otros patrones de red plana, sin dejar de unirse a tres vecinos, pero ninguna de estas redes previstas se había hecho realidad hasta ahora.

Investigadores alemanes y finlandeses han descubierto ahora una nueva red de carbono, atómicamente fina como el grafeno, pero formada por cuadrados, hexágonos y octógonos que forman una red ordenada. Confirmaron la estructura única de la red mediante un microscopio de sonda de barrido de alta resolución y descubrieron que sus propiedades electrónicas son muy diferentes a las del grafeno.

A diferencia del grafeno y otras formas de carbono, la nueva red de bifenileno (como se denomina el nuevo material) tiene propiedades metálicas. Las franjas estrechas de la red, de sólo 21 átomos de ancho, ya se comportan como un metal, mientras que el grafeno es un semiconductor a este tamaño.

Esta novedosa red de carbono también podría servir como material anódico superior en las baterías de iones de litio, con una mayor capacidad de almacenamiento de litio en comparación con la de los materiales actuales basados en el grafeno.

Por ahora, los equipos trabajan para producir láminas más grandes del material, de modo que se pueda seguir explorando su potencial de aplicación.

14
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x