Es bien conocido que el hidrógeno es una fuente de energía que está de moda al ser libre de contaminación cuando se extrae del agua utilizando la luz solar en lugar de combustibles fósiles. Pero las estrategias actuales para «dividir» o romper las moléculas de agua con catalizadores y luz requieren la introducción de aditivos químicos para acelerar el proceso.

Ahora bien, un grupo de químicos chinos acaba de desarrollar un catalizador que destruye los medicamentos y otros compuestos ya presentes en las aguas residuales para generar combustible de hidrógeno, deshaciéndose de un contaminante y produciendo al mismo tiempo algo útil.

Para fabricar el catalizador, los investigadores recubrieron cristales de dióxido de titanio a escala nanométrica con una fina capa de óxido de cobalto.

Las pruebas iniciales mostraron que este material no producía mucho hidrógeno, por lo que, como siguiente paso, el equipo añadió a este catalizador dual un 1% en peso de nanopartículas de platino, un catalizador eficaz aunque caro para generar hidrógeno.

En presencia de luz solar simulada, el catalizador impregnado de platino degradó dos antibióticos y produjo cantidades sustanciales de hidrógeno. Por último, el equipo probó su producto en aguas residuales reales, agua de un río de China y muestras de agua desionizada. Al ser expuesto a la luz solar, el catalizador estimuló la producción de hidrógeno en las tres muestras. La mayor cantidad de hidrógeno se obtuvo de la muestra de agua residual. Los investigadores afirman que su catalizador podría ser una opción sostenible de tratamiento de aguas residuales al generar al mismo tiempo combustible de hidrógeno.

143
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x