Tengo que reconocer que nunca he tenido un teléfono con los bordes curvados aunque sí he visto a mi mujer peleándose cuando tiene que pulsar sobre un enlace situados en los extremos.

En cualquier caso , desde fuera la primera impresión es francamente buena con una pantalla que no parece acabarse nunca por lo que es fácil entender la curiosidad que ha despertado el nuevo smartphone de Xiaomi sin botones físicos ni puertos pero con una nueva pantalla curva que se extiende por los cuatro costados.

Para conseguir una única pieza de vidrio con cuatro curvas de 88 grados como la de este concepto, Xiaomi ha tenido que desarrollar un proceso de fabricación completamente nuevo.

Según la marca esa ha sido la parte más complicada, pues es necesario fundir el vidrio a 800 grados centígrados y, con diferentes máquinas, pulirlo hasta lograr el resultado deseado.

YouTube player

Para lograr una apariencia completamente inmersiva, Xiaomi también ha ocultado bajo la pantalla diversos elementos habituales en un smartphone moderno como puede ser la cámara frontal.

Para evitar la necesidad de entradas físicas han sustituido la carga por un sistema inalámbrico y la clásica SIM física por una eSIM.

633
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: