En los pasados 80 y como consecuencia de la crisis del petróleo se investigaron muchos procesos para la obtención de combustibles líquidos que no dependiesen del mismo y así algunos hicimos nuestra Tesis Doctoral para obtenerlo de productos de origen vegetal como el etanol, la jara o incluso la miera (resina del pino).

La «gracia» de nuestro proceso, que seguía la senda del de Mobil Oil que convertían metanol en gasolina, era el catalizador que gracias a su tamaño de poro era capaz de producir moléculas del tamaño adecuado para ser utilizadas como gasolina / gasoil.

Ahora más que la preocupación porque se acabe el petróleo es más importante conseguir no solo reducir la combustión de fuentes de energía de origen fósil sino encontrar nuevas formas de reducir el CO2 existente en la atmósfera.

De ahí el interés de las investigaciones que están realizando científicos chinos que utilizado nanoplacas generan energía a partir de los cambios de temperatura ambiente para crear metanol sintético, que podría ser una forma limpia de eliminar el CO2 de la atmósfera, además de generar combustibles con «nuestro» proceso.

Uno de los problemas de tratar de producir metanol a partir de la hidrogenación de CO2 del aire es que requiere temperaturas elevadas, entre 200 y 260 grados centígrados. La ventaja del nuevo procesos descrito en Nature es que desarrolla en condiciones «ambiente» de presión y temperatura.

Eso sí, necesitan de nanoplacas 2D hechas de tungstato de bismuto perovskita en capas funcionando en el rango de temperaturas de 15 y 70ºC produciendo la increible cantidad de 55,0 μmol/g tras 20 ciclos de variación de las temperaturas (de la noche al día). Yo que me quejaba de que en mi reactor fijo tan solo conseguía fabricar un par de gramos a la hora pero lo de los microgramos de los chinos me ha llegado al alma aunque con todos los chinos que son pronto inundan el mercado de metanol del aire!

592
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x