Los avances recientes en metamateriales y dispositivos «blandos» han permitido la investigación de prototipos que les dan a sus usuarios algo de la capacidad de un camaleón para mezclarse con el entorno, en el espectro de luz visible… y hacerse invsibles o, al menos, pasar desapercibidos como hacen los cefalópodos.

Un nuevo artículo de investigación de Corea del Sur detalla una nueva «piel» de camuflaje compuesta de parches flexibles que utilizan calentamiento y enfriamiento activos para imitar los colores visibles o las características térmicas del medio ambiente.

Pueden cambiar de uno a otro en unos cinco segundos, lo que permite al usuario camuflarse durante el día y apenas aparecer en las cámaras térmicas durante la noche.

Estos parches están formados por pixeles que contienen cristales líquidos termocrómicos que cambian de color según la temperatura, consiguiendo con ello la generación de un número diverso de colores controlando la temperatura.

Para demostrar mejor la idoneidad de los parches para el combate los investigadores tendrían que hacer una versión más grande (y encontrar una fuente de energía más eficiente).

Y las temperaturas externas extremas, como las que se pueden encontrar en el Ártico o en el desierto, también pueden influir en la capacidad del dispositivo de capa térmica. Problema que podría resolverse agregando un aislante térmico adecuado pero eso también podría afectar el rendimiento, por lo que se requiere un poco más de trabajo y experimentación antes de que el dispositivo sea realmente útil en combate.

373
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x