Como no podía ser menos la Inteligencia Artificial también se puede aplicar a asuntos tan mundanos a la vez que importantes como conocer el estado de un alimento sin necesidad de abrirlo e incluso de mirar la fecha de caducidad o consumo preferente.

Un equipo de científicos de Singapur ha desarrollado una nariz electrónica en forma de código de barras colorimétrico capaz de detectar los gases liberados durante el proceso de putrefacción de carne de pollo, vacuno o pescado llegando a detectar con una precisión superior al 98% el mal estado de dichos alimentos.

A pesar de que hay comercializados muchos de estos sistemas basados en distintos componentes que cambian de color ante distintos gases su principal problema es la interpretación de los resultados a pesar de utilizar conocidas técnicas como PCA. La novedad de la propuesta es que en este caso utilizan técnicas de redes neuronales convolucionales profundas .

Pero con mucho lo mejor está en que estos nuevos códigos de barra se pueden insertar sin problema alguna en los “plásticos” que envuelven la carne o pescado bastando un smartphone para que recoja ia imagen y en unos 30 segundos notifique el estado del producto.

283
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios