Cuando hace un mes revisábamos la Fibra Óptica Plástica con la que hemos conseguido disfrutar de la máxima velocidad de Internet en nuestra buhardilla, pensábamos que el producto habría sido fabricado en China … aunque comercializdo desde España.

Ahora y después de lees este reportaje podría ser (aunque no lo tenemos confirmado al 100%) que detrás de dicha tecnología estuvieses la empresa española KDPOF (Knowledge Development For Plastic Optical Fibres).

Dicha pequeña empresa que actualmente tiene 30 empleados y se encuentra ubicada en la localidad madrileña de 3 Cantos (¿A qué me sonará ese nombre?) ha desarrollado un sistema de comunicación, que ha patentado, para transmitir y recibir información a velocidades de un gigabit sobre fibra óptica de plástico (en inglés, Plastic Optical Fiber, POF), que ha superado las pruebas de rendimiento de la organización japonesa Japan Automotive Software Platform and Architecture (Japar), que integran empresas como Toyota, Honda o Nissan.

Asimismo, su tecnología ha logrado convertirse en el estándar de Ethernet sobre fibra óptica plástica según el organismo de la ONU para las tecnologías de la información y la comunicación, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), y de la asociación mundial de ingenieros Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE).

En el mercado de la automoción, la tecnología de esta empresa permite evitar el molesto ruido eléctrico, esas interferencias habituales en vehículos eléctricos e híbridos. Además, al pesar menos, en camiones y autobuses el peso de las líneas de conexiones se convierte en un factor importante al que puede ayudar que la fibra óptica plástica pese menos.

828
5 1 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x