Aprovechando la tendencia de achacar todas nuestras actuales limitaciones al “bicho” os queremos contar que este año no vamos a renovar nuestra suscripción a KIPPY tras tres años de tener controlada a nuestra Yuna con el GPS italiano.

La verdad es que al principio funcionaba pero después perdía la señal … de telefonía más que la del GPS. A pesar de que gentilmente nos han cambiado tres veces el KIPPY pensamos que no merece la pena reintentarlo. Incluso las pruebas que hicimos a primeros de este mismo año de su competencia, el Tail + fueron similares… e incluso peores por lo que últimamente llevamos desontrolada a nuestra “perrita” Huski de 35 kilos (que también ha “sufrido” las consecuencias del confinamiento).

Una posibilidad podría ser el “autofabricarse” este interesante Anitrack que no solo te envía datos de posición sino también de la salud de tu mascota ya que dispone además de medida del ritmo cardíaco, oxigenación, etc.

/center>

Los datos se comunican vía Sigfox como en su día hicimos desde nuestra estación meteorológica remota que tenemos en nuestra segunda residencia.. a la que por cierto tenemos previsto volver tras más de tres meses de “aislamiento”.

En resumen, bonito proyecto aunque no estoy seguro que a la mascota le apetezca mucho llevar algo tan voluminoso al cuello 😉

531
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios