Probablemente os habreís cruzado en algún viaje con inmensos camiones transportando las palas de los generadores eólicas que cada vez más van formando parte del paisaje de nuestros mares… y costas.

El problema es que el peso y envergadura de estas estructuras limitan el tamaño de los mismos y con ello de su productividad.

Si no hubiese necesidad de transportarlos y se pudieran fabricar “in-situ” veríamos molinos más altos y eficientes y es aquí donde entra la IMPRESIÓN 3D utilizada, por ejemplo, por la Marina norteamericana para imprimir sus propios drones en función de las necesidades de sus batallas.

Con esta filosofía, GE acaba de entrar en el negocio de la construcción de generadores eólicos superaltos que pueden alcanzar fácilmente los 200 metros de envergadura… o sea el doble de los que hasta ahora se viene utilizando en USA y que sobrepasan en une veintena de metros el más alto funcionando en Alemania.

534
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios