Cada día está más claro que la Inteligencia Artificial se utilizará cada vez más en el ámbito de la salud y si no que se lo digan a los chinos de Alibaba que disponen de un nuevo sistema capaz de detectar el coronovarius con un 96% de precisión en tan solo 15 segundos frente a los 15 minutos que tarda un experto humano en hacer lo mismo.

Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos con la seguridad de este tipo de datos y que no ocurra omo lo que pasó hace unos días en el pasado hackron celebrado en Canarias donde un equipo de investigadores realizó una demostración de cómo utilizando información disponible en internet se puede acceder a las imágenes digitalizadas de pruebas clínicas.

El descubrimiento se hizo por casualidad mientras trabajaban en un proyecto para un cliente habiendo notificado posteriormente el problema al Centro Criptológico Nacional Computer Emergency Response Team (CCN-CERT), que será el encargado de valorar su alcance, al ser imposible para la empresa contactar con todas las organizaciones, que suman al menos 2.683 ordenadores que ofrecen esta información de forma insegura.

Según sus descubridores “No han accedido a todos estos servidores de datos clínicos, pero el problema de seguridad está en el protocolo de comunicación de estos ficheros y es común para todos”. Este problema de seguridad no solo permite la consulta de estos ficheros de imágenes, también pueden modificarse provocando que el especialista diagnostique una enfermedad al consultarlos cuando no se padece y viceversa.

296
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x