Para terminar (por ahora) con la instalación del hardware necesario nos ha tocado instalar los dos discos duros, Como en el caso del NAS de Synology, no se requiere de herramienta alguna excepto si se quieren utilizar discos de almacenamiento de 2.5″. Los de 3.5″ se colocan utilizando los soportes plásticos de los discos en el interior del NAS sin necesidad de tornillo alguno minimizando además con ello que existan vibraciones / ruidos en el interior del NAS.

En nuestro caso inicialmente instalamos dos disco duros de 3,5″ que teníamos abandonados hace tiempo y sin uso ya que los utilizamos tan solo en un par de revisiones de NAS. La verdad es que inicialmente nos preocupó mucho el RUIDO que salía del ASUSTOR ya que nos echaba abajo toda la ilusión que teníamos en dicho NAS actuando de servidor. Por otra parte también habíamos leído en algún Foro que los NAS de ASUSTOR eran mucho más ruidosos que los de SYNOLOGY sad

Afortunadamente y tras varias pruebas con discos duros grandes, pequeños y SSD comprobamos que el extraño y molesto ruido era causado por uno de los discos duros que aunque no tenía error alguno en su S.M.A.R.T. era muy, muy ruidoso. Finalmente lo hemos retirado habiéndolo sustituido por un HD de 2,5″ y de menor capacidad pero sumamente silencioso.


Ahora podemos decir que el NAS no molesta lo más mínimo y tan solo se escucha de vez en cuando y a un nivel muy bajo el movimiento de las cabezas del disco de 3,5″. El ventilador que aunque está en AUTO siempre se mueve a baja velocidad (<900 rpm) no se escucha nada en absoluto.

8466
Suscribirse
Notificación
5 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
5
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x