A diferencia de la medida del ritmo cardíaco que es bastante sencilla (como se ve por la gran cantidad de smartphones chinos/baratos que lo integran) los dispositivos para el control de la presión arterial son más difíciles de miniaturizar para la desgracia de los que somos hipertensos.

Por ello, en muchos centros de investigación del mundo se está trabajando en el desarrollo de parches de e-salud ultrafinos y autoamplificados que pueden controlar variables biométricas de un usuario, lo que puede conducir a nuevos dispositivos flexibles de recolección de energía basados ​​en el movimiento.

Ahora, un equipo internacional de investigadores de Japón y Austria ha inventado nuevos parches ultraflexibles con un polímero ferroeléctrico que no solo pueden detectar el pulso y la presión arterial de un paciente, sino que también se alimentan de los movimientos normales.

La clave fue comenzar con un sustrato de solo una micra de espesor.

Usando un fuerte campo eléctrico, los dominios cristalinos ferroeléctricos en un copolímero se alinearon de modo que la muestra tuviera un gran momento dipolar eléctrico.

Basado en el efecto piezoeléctrico, que es muy eficiente para convertir el movimiento natural en pequeños voltajes eléctricos, el dispositivo responde rápidamente a los cambios de tensión o presión.

Estos voltajes se pueden convertir en señales para los sensores médicos o para recolectar directamente la energía.

Los autores estiman que los parches multicapa pueden recolectar hasta 200 milijulios por día a partir de movimientos biomecánicos si se colocan en articulaciones, como rodillas o codos.

Esto es suficiente para controlar los parámetros cardiovasculares varias veces al día.

Y los parches son tan delgados que apenas son perceptibles, lo que hace que un mal necesario para muchos pacientes, el control diario de la salud, sea menos desagradable.

69
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
emi2
emi2
En respuesta a   Pharizna
14 dias antes

La verdad que ese reloj es un poco feo, pero es interesante. Los que hemos sobrevivido a un infarto, sabemos lo importante que es controlarnos un poco.

2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x