La escasa autonomía de los drones sigue siendo la principal limitación para que estos triunfen. Con un buen diseño de hélices y sistema de estabilización, tal y como comentábamos el pasado martes, podrían llegar a estar 30 minutos en vuelo. Poco parece para aplicaciones “serias” como para enviar el correo o las mercancías de Amazon y menos aún pars inspeccionar un oleoducto, por ejemplo.

Por eso es muy interesante, a la vez que complicada de poner en práctica, la propuesta de la compañía Gloabal Energy Transmission (GET) permite que los drones que funcionan con baterías vuelen para siempre recargando de forma segura y rápida mientras se encuentran en vuelo.

Los drones simplemente flotan durante unos minutos (seis minutos de carga permiten 25 minutos de vuelo) en un hotspot de una superficie de tamaño medio/grande, que se pueden instalar a kilómetros de distancia a lo largo de las rutas de vuelo, y en interiores.

GET ha patentado a nivel mundial la solución de transmisión de energía inalámbrica de alta potencia y distancia más larga del mundo para alimentar y cargar rápidamente aviones no tripulados de calidad comercial durante el vuelo.

229
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
3
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x