Investigadores de la Universidad de Washington han desarrollado un software llamado Photo Wake-Up (Foto Despierta) que produce la animación del personaje central de una fotografía y deja fija el resto de la imagen… al estilo Harry Potter.

No resulta sencillo determinar la estructura tridimensional a partir de una imagen en 2D por lo que hasta ahora el procedimiento utilizado consistía en emnpezar con un recorte 2D de un cuerpo humano sobre el que se superpone un esqueleto 3D. El esqueleto puede animarse para crear la sensación de movimiento. Eso resuelve el problema de la estimación de la postura, aunque solo es útil en un conjunto limitado de circunstancias.

El principal logro de la nueva investigación ha consistido en desarrollar una manera de deformar el recorte en 2D para crear un modelo realista en 3D del cuerpo. En su enfoque, mapean la malla con forma de cuerpo en el espacio 2D y luego la aliean con el recorte 2D con un algoritmo de deformación. Esto identifica las partes específicas del cuerpo (cabeza, brazo derecho, pierna derecha, brazo izquierdo, pierna izquierda y torso) y las distorsiona individualmente para que coincidan con el recorte.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación