No es habitual que haya ordenadores portátiles en los que se pueda cambiar su tarjeta gráfica pero haber haylos.

Ahí está por ejemplo, Eurocom supercomputadores “móviles” de Eurocom ya que decir portátiles no sería justo por cuanto pesan casi 3.5 kg lo que es mucho para un portátil de los de ahora.

Eso sí en cuanto a potencia tampoco se queda corto por cuanto puede hasta con un moderno i9 de 85 W de consumo y las últimas tarjetas gráficas GeForce RTX 2080 o las viejas GTX1060 en adelante.

Dispone, como es lógico, de salida 4K, una pantalla de 15.6” y cuatro slots de memoria así como otras cuatro ranuras para la instalación de dispositivos de almacenamiento de todo tipo.

Su precio está en línea con las características del equipó empezándose el precio a partir de los 1600$

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación