Sin embargo para trabajos en condiciones tan exigentes, por ejemplo, en las que trabajan los oceanólogos están empezando a aparecer soluciones muy interesantes.

Por ejemplo, también en el CES se acaba de presentar el Titan como primer robot submarino / dron capaz de sumergirse a 150 metros de profundidad que dispone de una cámara 4K y es posible reproducir en directo imágenes a 1080p.

Gracias a su batería de 9000mAh puede estar sumergido durante más de cuatro horas pudiendo ser controlado con un móvil (iOS o Android) desde el exterior vía WiFi … que le llega desde una boya al que está unido por un cable de señal, evidentemente.

Está diseñado de forma que es posible añadirle un brazo robótico así como posibles nuevos accesorios que se vayan desarrollando en el futuro… costando el actual modelo con su brazo 2600$.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación