Yo que pensaba que tenía un problema por mi obsesión por las “carteras” pero parece que no soy el único visto el interés que venís demostrando por nuestra pasada revisión de nuestras minicarteras “crowdfunding” .

Personalmente sigo utilizando en mi rutina diaria la Microwallet de papel aunque me temo que más tarde o más temprano acabará rompiéndose. Otra cosa que no me acaba de gustar es que me toca seguir sacando la tarjeta de transporte ya que dentro no es reconocida por el lector del Cercanías.

Esta otra tarjeta de Bodega aunque probablemente tenga el mismo problema de “invisibilidad” al menos, gracias a su diseño, parece más fácil de sacar y con ello la duración de la cartera debería ser mayor ¿no?.

El único problema que vemos en la nueva carteras es … que todavía no está disponible

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación