Kodak es el ejemplo típico que siempre se utiliza para razonar que la caida de muchas grandes empresas se haya debido a la falta de visión de futuro de las mismas pensando que tenían e futuro asegurado. Kodak no se supo dar cuenta a tiempo de que la digitalización iba a cambiar el mercado de la fotografía tradicional, en papel y así le fue.

Aunque después han intentado renacer entrando en el campo de los smartphones e incluso con el lanzamiento de una moneda virtual más… sus proyectos no han tenido el éxito que elloa esperaban.

Ahora vuelven a intentar hacerse un hueco en la fabricación aditiva presentando una nueva impresora 3D donde ya ofrecía una gama de modelos más económicos para diseñadores, aficionados, escuelas y consumidores.

3D Kodak Portrait es la primera impresora profesional con la marca Kodak desde que se alió el pasado mes de octubre con la empresa Smart International.

Se trata de una impresora de 3.500 dólares controlada por una Raspberry Pi 3 que ejecuta 3DPrinterOS basado en Raspbian. La impresora 3D cuenta con una pantalla táctil a color de cinco pulgadas con la marca Kodak y se puede acceder a ella a través de Wi-Fi, puerto Ethernet y USB.

418
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: